Klausstrofobia

Move on

By 16/01/2017 Life Style

Comenzó un año más, otro en el que uno de los objetivos principales es ponernos en forma y por tercer o cuarto año consecutivo, el propósito se ha quedado en eso… un firme y ficticio propósito, que se llevaron los malos hábitos, las horas y horas de trabajo y  la mala planeación de nuestro día a día. Lo único que te puedo decir es que no nos sintamos miserables, somos seres humanos y a todos nos pasa.

Las deliciosas comidas y buenos momentos con nuestros seres queridos, han sido sencillamente lo mejor para cerrar el año, así que no nos lamentemos. Pero ya es hora de pensar en volver al buen camino y planear nuestra rutina.

El ejercicio y buenos hábitos para mantener tu cuerpo en forma, no nacen de la noche a la mañana. No aparecen con una varita mágica o al pedir un deseo y a la mañana siguiente, despiertas con la energía de un campeón de Crossfit.  Nooo, esto es un proceso y definitivamente un estilo de vida.

Yo no soy una experta en fitness, pero muchos años de mi vida los he dedicado al deporte y a mantener mi cuerpo activo y tengo que decir que gracias a este hábito, me ha salvado del subidon de peso, ya que eso de dietas y privarme de la comida, no es lo mío. El ejercicio ha sido mi único aliado y además me encanta.

Me gustaría compartirte algunas cosas que me han ayudado a no tirar la toalla y no dejarme vencer por la pereza y malos hábitos….

Mentalízate, sí, así como te preparas para dar esa presentación en tu trabajo y no ponerte de los nervios, así mismo tienes que mantener una mentalidad positiva a la hora de entrenar.

Planea tu día en base a tu rutina de ejercicio… sí, ya sé que aveces es difícil, pero si lo primero que haces en tu día es ejercicio, tendrás todo lo que resta para todas tus demás actividades. además estarás con más energía durante todo el día. recuerda este tiempo es solo para ti, así que sé un poco egoísta y si tienes que madrugar no importa, es tu momento del día que no existe nadie más que tú.

Elige una actividad que te guste, no hagas un tipo de ejercicio que no te motive, por que lo dejarás a la primera oportunidad. puedes probar todas las clases dirigidas de tu gym, o si prefieres actividades al aire libre. Todo se vale hasta que encuentres la actividad que más te guste.

Comienza poco a poco… no intentes llegar al gym y hacer una rutina con muchísimo peso o 3 horas seguidas, eso lo único que ocasiona es cansancio y cero ganas de levantarte al día siguiente.

Se constante, como en todo es la clave. Intenta hacer ejercicio 1 hora, 3 días a la semana por lo menos. El ritmo de vida ahora es muy sedentario, el coche y trabajos en los que estás sentado 8 hrs, hacen que necesitemos mover nuestros músculos constantemente.

Concéntrate, todo músculo ejercitado necesita concentración, así lo trabajas mejor, evitas lesiones y corriges posturas. Deja lo demás fuera de tu cabeza, aunque sea solo por esa hora maravillosa que es tuya.

Hidrátate, es súper importante para mantener el entusiasmo y la recuperación de los músculos es más rápida.

No te obsesiones con el peso (yo peso casi 60 kg y la verdad es que me da igual). El peso de una persona es muy relativo y puede variar mucho, depende de tu biotipo corporal. El estar en forma no depende del peso, así que mejor concéntrate en medidas y en fortalecer músculos, de nada te sirve pesar poco si no está todo en su lugar.

Ponte un primer objetivo que sea realista y que sea fácil de alcanzar, así estarás motivado para el siguiente.

Comer sano es vital, no estoy hablando de una dieta estricta, un punto importante es evitar los alimentos procesados. Un buen inicio es bajarle a las harinas considerablemente. hazlo de lunes a viernes y considera el fin de semana tus días libres.

Si es la primera vez que comenzarás en un gimnasio o haciendo cualquier actividad, infórmate muy bien o pide ayuda, es mejor que sufrir una lesión al primer intento.

 

Otra cosa que también es súper importante es la ropa que lleves para hacer ejercicio, es importante un buen calzado y ropa cómoda que te permita moverte con facilidad, de verdad no solo se trata de estética. Cada deporte requiere de ropa especial, olvídate de llevar unos Converse, o ropa demasiado grande, los pantalones de felpa déjalos para estar cómodos por casa. Puede ser una buena motivación el llevar un conjunto bonito.

 

 

Ahora mismo el clima puede ser un factor que definitivamente te hará dudar el querer salir de tu cama, pero si hay algo que sé y muy bien… es que en invierno los entrenamientos son mejores, ya que tu cuerpo quema más calorías que en el verano. La operación bikini comienza cuando tu quieras que comience, lo que esta claro es que dos meses antes de ponerte el bañador, no puedes comenzar con una rutina de ejercicio. Ahora es el momento perfecto!!!

Un Beso muy grade y a mover el esqueleto!!!

You Might Also Like

1 Comment

Leave a Reply